LAKELAND, Florida -- El lanzador derecho Fernando Rodney iniciará la temporada en la lista de incapacitados y aún se desconoce cuándo el dominicano podría volver a la acción.

Los Tigres no necesitan hacer ningún movimiento con Rodney por otra semana y media, pero ya anunciaron formalmente que lo colocarán en la lista de lesionados junto a Joel Zumaya, Vance Wilson y Jordan Tata. Combinados con los nueves movimientos en el roster que el equipo realizó formalmente y la ausencia del relevista Francisco Cruceta, ahora suman 32 jugadores activos en el roster de primavera de Detroit.

Rodney está físicamente activo, pero el problema es que no progresa al punto que pudiera estar listo para el día inaugural de la temporada el 31 de marzo. El dominicano tuvo una sesión de lanzamientos en el bullpen este martes, la tercera desde que se le diagnosticó una tendinitis en su hombro de lanzar a finales de febrero, y los resultados no fueron alentadores.

"No está donde necesitamos que esté", manifestó el coach de pitcheo Chuck Hernández.

La sesión de este martes duró unos cinco minutos, la cual fue más corta que las dos anteriores. Rodney lanzó sólo rectas.

Los Tigres reevaluarán el programa de rehabilitación del lanzador dominicano, aunque el primer paso sería darle al menos dos días de descanso. Un examen de resonancia realizado en su hombro hace dos semanas reveló que no existía un daño en el tejido muscular.

Aun si la sesión de Rodney en el bullpen hubiera sido satisfactoria, seguramente no hubiera sido suficiente como para estar listo el día inaugural. Con la necesidad de lanzar el resto de su repertorio sobre terreno plano, además de enfrentar a bateadores reales, cualquier aparición del dominicano en un partido de pretemporada llegaría casi al final, si es que la hubiera.

La condición de Rodney deja a los Tigres con la necesidad de cubrir la posición de preparador, que se encargaría de retirar la octava entrada.

El timonel Jim Leyland lamentó seriamente la pérdida del serpentinero derecho la semana pasada, pero dijo que los Tigres encontrarán la forma de salir adelante. Probablemente se verán forzados a cubrir ese rol en la octava entrada haciendo uso de varios relevistas de acuerdo con la situación y la clase de bateadores que haya que enfrentar.