PHOENIX - La mano fracturada de Nomar Garciaparra es peor de lo que pensaron los directivos de los Dodgers en un principio, y el manager Joe Torre dijo que es "dudosa" la participación del tercera base para el Día Inaugural.

Garciaparra fue golpeado con un lanzamiento el 7 de marzo, y originalmente el club había dicho que era una "micro-fractura" que lo iba a permitir tirar el bate en pocos días.

Pero Garciaparra dijo que eso no será posible. Inclusive, el veterano no quiere decir cuándo podrá volver a acción, y no participará en partidos de los Dodgers en la Liga del Cactus.

"Todo el mundo para pronosticar cuándo regreso, pero yo no", dijo Garciaparra. "No tengo control sobre eso. Hay que verlo día por día. Es lo único que puedo hacer."

Torre se fue más lejos.

"No anticipo que esté listo para el Día Inaugural", dijo Torre, quien puso al dominicano Tony Abreu, Blake DeWitt y Chin-lung Hu como los candidatos a jugar en tercera, ya que Andy LaRoche sigue con una mano enyesada luego de una cirugía para reparar un ligamento roto.

Torre dijo que por lógica Abreu era el mayor candidato porque el año pasado jugó la posición con éxito a nivel de Grandes Ligas. Sin embargo, el quisqueyano aún se está sanando de una cirugía en octubre pasado por una hernia deportiva.

"Es una pieza bien importante para nosotros", dijo Torre sobre Abreu.