BOSTON -- En sólo cuatro partidos, los Medias Rojas hicieron que el centenar de triunfos de los Angelinos en la campaña regular no sirviera para gran cosa. Cuando se trata de los playoffs, es Boston el rival a vencer.

Jason Bay se deslizó en el plato con la carrera del triunfo, luego de un sencillo de Jed Lowrie, cuando había dos outs del noveno inning, para que Boston, campeón defensor de la Serie Mundial, superara por 3-2 a Los Angeles y amarrara el triunfo en el cuarto encuentro de la Serie Divisional.

Los Medias Rojas avanzaron a la Serie de Campeonato por cuarta vez en seis temporadas.

Boston, que se coronó también en el 2004, tendrá la oportunidad de buscar su tercer título en cinco años, si logra superar a los Rays en la Serie de Campeonato, a un máximo de siete duelos, que comienza el viernes en Tampa Bay.

"Acabamos de vencer a un equipo fenomenal. Vamos a enfrentar a otro", dijo el piloto de Boston, Terry Francona. "Será emocionante, estamos ansiosos por jugar, pero por ahora necesitamos un descanso".

Boston tiene una foja de 31-16 en octubre desde que comenzó el siglo XXI, y en las dos ocasiones en que ha ganado la Serie Mundial ha comenzado los playoffs con una barrida sobre los Angelinos.

"A veces importa más la suerte que ser el mejor de la campaña", dijo Bay.

Los Angeles pudo obligar al cuarto enfrentamiento en esta serie, al imponerse el domingo en extra innings, dejando atrás una racha de 11 derrotas consecutivas ante Boston en la postemporada.

Pero los Medias Rojas resolvieron la serie menos de 24 horas después.

Jon Lester limitó a los Angelinos a cuatro hits en siete episodios de blanqueada, pero perdió su oportunidad de conseguir su segundo triunfo de la serie cuando Los Angeles anotó dos veces en el octavo capítulo, para empatar la pizarra a 2.

Los Angelinos tuvieron la posibilidad de irse arriba en el noveno episodio, antes de que el dominicano Erick Aybar, cuyo sencillo en el 12mo inning significó el triunfo en el tercer duelo, fallara en un toque suicida, lo que frustró la amenaza.

"Tenemos que seguir mejorando, eso es todo lo que podemos hacer", dijo Mike Scioscia, el piloto de los Angelinos. "Muchos de los chicos se sienten ahora frustrados, pero yo no puedo decir con palabras cuán orgulloso me siento por la forma en que ellos jugaron durante todo el verano. Es desafortunado que esto termine así".

En la parte baja, Bay elevó un globo por la línea del jardín derecho. Reggie Willits persiguió con una zambullida la pelota, pero ésta rebotó y se fue al graderío para un doble de terreno. El primera base Mark Teixeira se lanzó después para atrapar un lineazo de Mark Kotsay, lo que representó el segundo out.

Luego, Lowrie pegó su sencillo al jardín derecho.

Bay dio vuelta por la antesala y se barrió de cabeza en home, para desatar el festejo de sus compañeros.

"Fue una curva baja en la zona de strike", dijo Lowrie. "Sabía que él la había bateado bien, y yo pude anotar".

Por los Angelinos, los dominicanos Vladimir Guerrero de 3-0 con una anotada. Erick Aybar de 4-1. El venezolano Juan Rivera de 3-1.

Por los Medias Rojas, el dominicano David Ortiz de 4-1.