ST. PETERSBURG, Florida -- Con una brillante actuación del abridor Matt Garza, los Rays de Tampa Bay ganaron el domingo el banderín de la Liga Americana con un triunfo de 3-1 sobre los Medias Rojas de Boston.

Jed Lowrie cedió el último out del noveno con una rola a segunda, y Tampa Bay va a la Serie Mundial por primera vez en su joven historia, que hasta este año estuvo marcada por campañas perdedoras.

Los Rays estuvieron a punto de dejar escapar el centro, cuando desperdiciaron una ventaja de siete carreras en el 5to juego y perdieron dócilmente el sábado en el 6to partido. Pero cuando el novato David Price ponchó a J.D. Drew con la casa llena para cerrar el octavo inning, Tampa Bay mostró que no se iba a rendir.

El dominicano Willy Aybar jonroneó y Evan Longoria y Rocco Baldelli empujaron sendas carreras para respaldar a Garza, que limitó a los campeones defensores de la Serie Mundial a un jonrón solitario de Dustin Pedroia en el primer inning y un sencillo de Jason Bay en el séptimo, para poner fin a las aspiraciones de Boston a un tercer banderín en cinco años.

Cuatro triunfos más y la banda del manager Joe Maddon se convertirá en el primer equipo en pasar del pero al mejor de las mayores en solamente un año.

Un doblete de Longoria en el cuarto episodio ante Jon Lester borró una ventaja de 1-0 que los Medias Rojas habían tomado con el jonrón de Pedroia. El sencillo de Baldelli puso adelante a los Rays en el quinto luego que Aybar diese un doblete y Dioner Navarro se embasase con un sencillo por el cuadro.

Garza tomó el montículo para el partido más importante de su vida, y dio la base a David Ortiz tras el cuadrangular de Pedroia. Pero de ahí en adelante se asentó y no toleró libertades.

El derecho de 24 años ponchó a nueve bateadores antes de que el torpedero Jason Bartlett dejase caer una rola de Alex Cora para un error, abriendo un tenso octavo episodio.

Boston lleno las bases cuando Kevin Youkilis recibió un boleto con dos outs. Price, primera selección de la lotería amateur en el 2007, se convirtió en el quinto lanzador de Tampa Bay en el episodio -una situación candente para alguien que abrió la temporada en Clase A.

Drew, que coronó la recuperación de Boston en el 5ti juego con un sencillo productor en el noveno, se ponchó sobre una recta de 97 millas por hora. Price dio una base para abrir el noveno, pero sacó los tres outs siguientes, y cuando el emergente Lowrie cedió el último con una rola, la celebración estalló en el estadio.

Los Rays eliminaron el "Devil" de su nombre antes del inicio de la campaña y llegaron con una nueva identidad. Olvidados quedaron los risibles perdedores que finalizaron últimos en su división en nueve de sus 10 temporadas previas, en un estadio en el que a menudo los equipos visitantes tenían más fanáticos que los Rays.

Tras dividir los dos primeros juegos de la serie en Tampa, fueron los Rays los que se comportaron como en casa en Boston, con B.J. Upton y sus compañeros bateando pelota tras pelota por encima del muro. En total, los Rays superaron a los Medias Rojas 29-13 en los tres juegos en el Fenway Park, con un total de 10 jonrones.

Pero la inexperiencia de los jóvenes jugadores de Tampa Bay se hizo evidente en el 5to juego, cuando su usualmente confiable bullpen dejó escapar una ventaja de 7-0 en los últimos tres innings, permitiendo a Boston salvar su temporada con una victoria de 8-7.

Los Medias Rojas fueron el octavo equipo en remontar una desventaja de 3-1 para forzar la serie de campeonato a su séptimo partido, y son el único equipo en hacerlo más de una vez. Boston lo hizo además en 1986, el 2004 y el 2007, y ganaron la Serie Mundial las dos últimas veces.

Muchos fanáticos lucieron gorras y camisas de los Medias Rojas y fueron más notables cuando se pararon a vitorear a Pedroia cuando éste recorrió las bases tras enviar la pelota a las gradas del izquierdo. Pero no tuvieron mucho más que vitorear el resto de la noche.

Ningún equipo ha repetido como campeón de la Serie Mundial desde que los Yanquis de Nueva York ganaron tres seguidos desde 1998 hasta el 2000. Esa marca sigue a salvo por al menos tres años.

Por los Rays, los dominicanos Carlos Peña de 4-0, una anotada; y Willy Aybar de 3-2, un jonrón, un doble, dos anotadas y una empujada. El venezolano Dioner Navarro de 3-1.

Por los Medias Rojas, el dominicano David Ortiz de 3-0. El boricua Alex Cora de 3-0.