CARACAS -- Apoyados en el oportunismo ofensivo de sus jugadores, en la hermética labor de sus relevistas y en los fallos defensivos de su rival, los Tigres de Aragua vencieron a los Leones del Caracas por 10-6 en el sexto partido de la final del béisbol profesional venezolano.

Un error del lanzador de los Leones Carlos Enrique Hernández (1-1) en la octava entrada le abrió las puerta al triunfo a los Tigres.

Y es que la pifia de Hernández permitió que los Tigres rompieran el empate a siete y definieran el juego a su favor.

El error, que se produjo en un tiro a la primera base, tras tomar un toque, permitió la anotación del jardinero derecho de los Tigres, Alex Romero.

Sin embargo, los Tigres definieron el juego en el noveno inning con tres carreras más.

La figura ofensiva de los Tigres fue Romero, quien bateó de 5-3, con tres carreras anotadas y dos producidas.

El lanzador relevista Víctor Moreno (1-0) se llevó la victoria en labor de dos entradas, en las que no aceptó imparables.

Con este triunfo, los Tigres forzaron un séptimo juego en la serie final, el cual se disputará el viernes en la ciudad de Caracas.

Por los Leones destacó el tercera base Jesús Guzmán, quien bateó de 4-2, con tres carreras remolcadas y un cuadrangular (2).

La derrota fue para Hernández, quien permitió una carrera en una entrada de labor.