(Chris O'Meara/AP)

MINNEAPOLIS - Según un famoso dicho en el deporte, los campeonatos se ganan con defensa.

Si eres de los que creen en esa teoría, puede que hayas acertado, por lo menos con los Yankees del 2009.

Los Mulos del Bronx terminaron quintos en la Liga Americana en porcentaje de fildeo colectivo este año, con .985. Toronto fue primero en el Joven Circuito con .988, pero los cuatro clasificados-Minnesota (.987), Boston (.986), Los Angeles (.986) y Nueva York-estuvieron en los puestos dos a cinco.

No es casualidad que los equipos más ganadores jugaron la mejor defensa, y el manager de los Yankees, Joe Girardi, sabe valorar las buenas manos de su equipo.

"Creo que hemos mejorado mucho (en comparación con el año pasado)", dijo el capataz de los Mulos. "(Mark) Teixeira tuvo un gran año (en la primera base) para nosotros y nuestros jardineros han sido buenos."

Cobertura Completa de la Postemporada

Teixeira llegó como agente libre en el 2009, y además de su excelente bate, ha traído estabilidad a la primera base por los Yankees, con porcentaje de fildeo de .997, tercero en la Liga Americana. Fue una mejoría notable después de que Jason Giambi y el dominicano Wilson Betemit, entre otros, jugaran en la inicial en el 2008.

Mucho se puede hablar de la artillería de los Yankees, con bateadores del 1 al 9 capaces de hacer mucho daño. Pero en octubre, no hay dudas de que los brazos, las piernas y los guantes son cruciales cuando el juego está en la línea en los innings finales.

"Hay que tomar las decisiones astutas tarde en los juegos", manifestó Girardi. "No se puede cometer errores defensivamente, ni regalar outs extras, o podría terminar con tu temporada."