(Getty)

En medio de la euforia de la barrida propinada por los Yankees a los Mellizos, los veteranos de los Mulos no se perdieron en lo que es la meta primordial: ganar la Serie Mundial.

Nueva York empezará la Serie de Campeonato de la Liga Americana en casa el viernes contra los Angelinos de Los Angeles-Anaheim, quienes barrieron en tres juegos a los Medias Rojas de Boston en la otra Serie Divisional del Joven Circuito.

"Llegamos hasta aquí con una misión, de hacer nuestro trabajo", dijo el cerrador panameño de los Yankees, Mariano Rivera. "Sabemos que no va a ser fácil. Seguiremos con nuestro plan y lucharemos."

Con su primera victoria en una serie de playoff desde el 2004, los Yankees se ven tan fuertes como en la recta final de la temporada, con aportes de casi todos sus principales cañones.

Pero como siempre es el caso con los Yankees y sus exigentes dueños, los Steinbrenner-y ni hablar de los fanáticos de Nueva York-lo que no sea un título de Serie Mundial se percibirá como un fracaso.

"Nuestra meta no es llegar a playoffs, sino tratar de ganar un campeonato", dijo el torpedero de los Mulos, Derek Jeter. "Es difícil hacerlo, pero éste fue un primer paso. Queremos dos más."

Jeter acierta cuando afirma que no es una tarea fácil. Y con estos Angelinos, que vienen jugando un excelente béisbol, mucho menos.

En la temporada regular los Yankees dividieron la serie particular con Los Angeles 5-5, pero por lo menos lograron llevarse dos de tres partidos en el Angel Stadium del 21 al 23 de septiembre. Fue la primera vez que ganaron una serie en Anaheim desde el 2004.

Cobertura Completa de la Postemporada

Rivera sabe que será un enfrentamiento bastante difícil. "Definitivamente, así son los playoffs", expresó el relevista. "Nada va a ser fácil. Hay que luchar por eso. Pero estamos listos."

En esta década los Yankees y los Angelinos se han medido en dos series divisionales, con Anaheim llevándose la victoria en ambas ocasiones.

En el 2002, camino a lo que ha sido la única corona en la historia de la franquicia, los Angelinos despacharon a los Yankees en cuatro juegos en la Serie Divisional. Y en la primera ronda del 2005, Anaheim volvió a eliminar a los Mulos en una serie que se extendió al máximo de cinco encuentros.

Pero estamos en el 2009, y son pocos los jugadores de ambas escuadras que quedan de aquellos equipos.

"Lo que sea que haya ocurrido en el pasado, hay que tirarlo por la ventana", enfatizó Jeter, uno de los veteranos de los Yankees que sí participó en las dos series anteriores contra los Angelinos.

"Han jugado bien contra nosotros", afirmó el receptor boricua de los Yankees, Jorge Posada. "Pero ahora es cuestión de jugar mejor que ellos. Todo está 0-0, y tendremos que lanzar un poco mejor que ellos."

La meta es la misma de siempre, así como lo expresó el jardinero dominicano de los Mulos, Melky Cabrera. "Dios mediante, vamos a la Serie Mundial."