(AP)

NUEVA YORK - Entre los Juegos 5 y 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, el cerrador panameño de los Yankees, Mariano Rivera, le dijo a los reporteros que hablaría con Phil Hughes acerca de la actuación por de debajo de éste vs. Angelinos.

Cobertura Completa de la Postemporada

Una conversación de esa naturaleza entre Rivera y Hughes representa una gloria del pasado y del presente de los Mulos dándole orientaciones a una promesa para el futuro. Y para el manager de los Yankees, Joe Girardi, es uno de los beneficios de contar con la presencia de nombres de peso en el Bronx.

"Creo que cualquier conversación entre Mo y los relevistas será fructífera en esta época del año", dijo Girardi. "Viene del mejor, un hombre que ha tenido más éxito que cualquiera en esta época del año".

En un equipo que es una mezcla de veteranos y jóvenes, Girardi sabe la ventaja de tener "repartidos" en el roster los peloteros de más experiencia, los que han ganado anillos con los Mulos remontando a la década de los 90. Específicamente se habla de Rivera en el bullpen, el zurdo Andy Pettitte en la rotación, el boricua Jorge Posada detrás del plato y el torpedero Derek Jeter.

"Uno se siente afortunado de tener aquellos que han pasado por estas pruebas, que han pasado por series difíciles en sus carreras", dijo Girardi. "Tenemos dos jugadores de posición, un lanzador abridor y un cerrador, un relevista. Entonces somos afortunados de contar con esos cuatro".