(Escogido Baseball Club)

BOCA CHICA - La palabra "trabajo" tiene ahora un significado mayúsculo en el vocabulario del lanzador Daniel Cabrera.

Firmado en la agencia libre invernal durante la temporada muerte por los Leones del Escogido, Cabrera arribó a los campos de entrenamientos positivo y enfocado en demostrar que todavía puede hacer el trabajo en la Liga Dominicana.

"Me siento como en casa, ya había escuchado de la armonía que hay en el equipo. Quería estar aquí desde el año pasado, pero no se pudo. La fanaticada puede esperar de mí mucho trabajo; después que uno sube (al montículo) no puede decir "voy a hacer esto o aquello", pero me siento en muy buenas condiciones tanto mental como físicamente para desempeñar un rol y poder ayudar a mi equipo", acotó el espigado lanzador, que viene de ganar este verano el campeonato de Triple A con Reno Aces, filial de los Cascabeles de Arizona.

Después de desaparecer por dos años de los escenarios del béisbol debido a una lesión y posterior operación, el petromacorisano de 31 años resurgió esta temporada en la organización de los Piratas de Pittsburg, con la sucursal de Triple A Indianapolis Indians. A mitad de agosto, fue adquirido por Arizona.

En 2012 sus estadísticas totales en liga menor incluyen marca de 7-8 y efectividad de 4.23 en 24 partidos como abridor. En 132 entradas, permitió 134 hits, 64 carreras -62 merecidas-, dio 42 boletos y ponchó a 88.

En cinco campañas en la pelota invernal, Cabrera compila 1-5 y efectividad de 3.44 en 22 aperturas con Azucareros del Este, Estrellas Orientales y Tigres del Licey.