(Escogido Baseball Club)

BOCA CHICA -- Julio Lugo está consciente de que la nueva generación de jugadores de los Leones del Escogido necesita su oportunidad, aunque esto signifique que juegue menos.

El veterano torpedero de 36 años se integró temprano a los entrenamientos del conjunto escarlata, luciendo más fornido en su contextura física y con su mente clara en las aspiraciones que tiene el equipo para la justa invernal que arranca el domingo 14 de octubre.

"Quiero ponerme en forma para dar lo mejor de mi, quiero jugar", puntualizó Lugo, quien fue pieza clave de los Leones en el Todos contra Todos de la temporada pasada con promedio de bateo de .357, un cuadrangular y ocho empujadas en 15 juegos.

El oriundo de Barahona destacó la armonía e integración de sus compañeros como las claves para conquistar el pasado campeonato y la Serie del Caribe, que se celebró en el país. Y espera que continúen así.

Lugo no jugó béisbol durante este verano, luego que no recibiera una oferta de trabajo que llenara sus expectativas. En enero, los Indios de Cleveland le ofrecieron un pacto de liga menor con invitación a campos de entrenamientos, pero decidió no aceptarlo. Sin mucha preocupación, decidió quedarse en casa para disfrutar de Julié Alejandra, su cuarta criatura, nacida hace varios meses.

Como uno de los jugadores más experimentados de los Leones, Lugo planea seguir aportando su entrega y dedicación al juego con miras a retener la corona.

En 12 temporadas en las Grandes Ligas, compiló promedio de .269 (4,758-1,279) con 475 carreras impulsadas, 688 anotadas, 80 jonrones y 198 robos de base en 1352 partidos con Houston, Tampa Bay, Dodgers, Boston, San Luis, Baltimore y Atlanta.