(milb.com)

El desempeño ofensivo de Miguel Sanó en su primera temporada completa en el béisbol profesional fue muy alentador.

El dominicano, considerado el prospecto de mayor promesa en el sistema de los Mellizos, encabezó la Liga del Medio Oeste en jonrones (28), impulsadas (100) y total de bases (238) este año. Terminó segundo en la liga en boletos y OPS y tercero en slugging. Quizás lo más importante sea que registró dichos números a sus 19 años de edad.

Pero sí hay una cifra que los Mellizos le gustarían ver reducida: los 42 errores defensivos que cometió el joven antesalista por Clase A Beloit.

"Hizo algunas cosas bien y hay otras cosas en las que tiene que trabajar, específicamente su defensa", dijo el director de ligas menores de Minnesota, Jim Rantz.

Los Mellizos están conscientes de que los errores pueden ser engañosos, especialmente a ese nivel de ligas menores. Sanó es muy joven y está en pleno desarrollo, pero eso no significa que el club se cruzará de brazos y esperará a que el quisqueyano mejore con el guante. Ese fue el enfoque de Sanó durante la recién concluida liga instructiva.

"Estamos trabajando en su agilidad", dijo Rantz. "Era campocorto cuando firmó, pero es bastante corpulento para tener apenas 19 años de edad. Nos estamos concentrando principalmente en su defensa".

Después del Juego de Estrellas de la Liga del Medio Oeste el 19 de junio, Sanó cometió 18 errores defensivos en 60 partidos. Antes de receso, sumó 24 errores en 69 compromisos. El coordinador de terreno de ligas menores de los Mellizos, Joel Lepel, cree que Sanó tuvo apenas un error en la liga instructiva, donde no se registran estadísticas oficiales.