(AP)

LOS ANGELES - Dos meses luego de ser adquirido en el intercambio con Boston, Carl Crawford fue introducido como el nuevo jardinero izquierdo durante una rueda de prensa en el Dodger Stadium.

Crawford también está en recuperación dos meses después de tener la cirugía Tommy John en su codo, uniéndose a Matt Kemp como dos de los tres titulares en los jardines de los Dodgers en recuperación luego de cirugía, aunque el gerente general Ned Colleti dice que tiene la confianza que ambos estarán listos para el Día Inaugural, aunque estén un poco atrasado cuando comience los entrenamientos primaverales.

Crawford dice que está adelantado en su rehabilitación y cree que estará listo para los entrenamientos primaverales, por lo menos podrá batear si no puede tirar la pelota.

Crawford, de 31 años de edad y veterano de 10 años, vino a los Dodgers desde Boston el 25 de agosto con Adrián González, Josh Beckett y Nick Punto en un intercambio por James Loney, Rubby De La Rosa, Jerry Sands, Iván DeJesús Jr., y Allen Webster.

El cuatro veces All-Star con Tampa Bay, Crawford eligió ir a Boston en vez de a los Angelinos y firmó un contrato de siete años y $142 millones. Pero dos temporadas en Boston fueron tan decepcionantes que hasta le pidió perdón a los fanáticos por la manera que jugó en el 2011, y anuló su clausula de no-cambio este verano para un nuevo comienzo con los Dodgers.

"Si alguien quiere cambiarte, salir de tí, uno tiene que seguir adelante," dijo Crawford cuando aceptó ser canjeado a los Dodgers. "Las cosas no pasaron como planeamos en Boston. Estoy contento por un nuevo comienzo. No jugué bien, por cualquier razón. No funcionó. No hice de mi parte."

Crawford dijo que hubiera sido mejor si hubiera escuchado los consejos de Dr. James Andrew en tener cirugía en su codo al principio del año, en vez de esperar hasta el 24 de agosto, el día antes del cambio.

Crawford prometió en darle algo de ver a la gente de Los Angeles cuando regrese, y espera que su combinación de rapidez y poder lo ayude en tener éxito en la Liga Nacional en general, y el Dodger Stadium en particular.

"Desde que comience a jugar de la manera que yo juego normalmente, no seré la persona olvidada," dijo Crawford. "Definitivamente me queda mucho en el béisbol. Es bueno tener una segunda oportunidad."