SANTO DOMINGO, República Dominicana -- El estadounidense Roger Kieschnick está disfrutando al máximo la experiencia de jugar en la Liga Dominicana con los Leones del Escogido.

El jardinero de 23 años conectó este miércoles un triple limpia bases y remolcó cinco carreras en la victoria de los Leones por 11-4 sobre las Águilas Cibaeñas para extender a 11 su racha de partidos consecutivos con al menos un imparable.

Los 11 juegos representan todos los compromisos disputados por el conjunto rojo en la presente temporada.

"Sólo trato de embasarme con cualquier batazo para que los muchachos que vienen detrás puedan remolcarme, sea con un doble o un jonrón", explicó el nativo de Dallas antes del encuentro en un tono pausado y modesto.

Con las cinco vueltas remolcadas, Kieschnick llegó a 12 y rebasó a Marcell Ozuna, de los Gigantes, en el liderato de la Liga. Su promedio de bateo aumentó a .289 con dos cuadrangulares y nueve anotadas.

"Esta es una grandiosa experiencia. Definitivamente estoy muy feliz de estar en esta liga, en este equipo con buenos coaches y compañeros", manifestó el jardinero derecho, seleccionado por los Gigantes de San Francisco en la tercera ronda del Sorteo de 2008. "Los fanáticos son increíbles, son gente de béisbol".

Para Kieschnick no es la primera experiencia en una liga de inverno, ya había estado en la Liga de Hawai en 2009.

Sin embargo, solamente había probado el sabor del béisbol en el Caribe, cuando participó en un torneo de verano realizado en Cuba, estando en la secundaria. También jugó en Puerto Rico, en una serie mundial infantil.

Roger es sobrino de Brooks Kieschnick, un ex jardinero convertido a lanzador que jugó por seis años en Grandes Ligas y fue una superestrella en la Universidad de Texas.