(AP)

CHICAGO - Después de dos semanas de inactividad, Héctor Santiago decidió comenzar a prepararse de inmediato para la temporada del 2013 con los Medias Blancas.

"Tenía demasiado tiempo libre y estaba subiendo de peso. Sentía que había aumentado 20 libras", dijo el serpentinero en una conversación con MLB.com por vía telefónica desde Puerto Rico. "Decidí que iba a lanzar en la pelota invernal".

Santiago, quien cumplirá 25 años de edad en diciembre, se integró a los Gigantes de Carolina en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico.

En el 2012, su campaña de novato en Grandes Ligas, Santiago comenzó como cerrador, se convirtió en relevista medio, fue enviado a Triple-A Charlotte brevemente para pulirse como abridor y finalmente regresó a Gran Carpa, donde brilló en la rotación.

Los Medias Blancas tienen previsto preparar a Santiago para ser abridor en el 2013 y le han dicho que se aliste para dicho rol. Por lo tanto, Santiago piensa lanzar entre 40 o 60 innings en la Isla del Encanto, donde también pitcheó el invierno pasado.

El coach de pitcheo de Chicago, Don Cooper, le dio su aprobación a Santiago y le dijo que estuviera en contacto después de cada dos aperturas para hablar acerca de su enfoque. El proceso, y no los resultados, es lo más importante en la pelota invernal para Santiago, cuya meta es la misma que el año pasado: hallar más consistencia con los lanzamientos con cambio de velocidad.

"Voy a tratar de tirarle al menos un slider y un tirabuzón a cada bateador", dijo Santiago. "Desde mi punto de vista, no tengo un puesto garantizado en el roster y no importa que estuve (en Grandes Ligas) 98 por ciento del año pasado.

"Aunque me digan, 'Vas a ser el tercer abridor', no doy nada por hecho. Tengo que rendir y registrar buenos números".

Cuatro de las últimas seis presentaciones de Santiago en el 2012 fueron en calidad de abridor. En esas cuatro aperturas, cedió cinco carreras limpias en 13.1 innings. Ponchó a 26 rivales y otorgó 11 boletos.

Tras renovar el contrato de Jake Peavy por dos años y US$29 millones y ejercer la opción de $9.5 millones de Gavin Floyd, Chicago cuenta con al menos seis abridores de calidad. La abundancia en ese puesto podría resultar en que un veterano como Floyd sea canjeado eventualmente para conseguir a un tercera base, un puesto indefinido en los Patipálidos. Los Medias Blancas también podrían incluir a un abridor más joven y de menos experiencia como Santiago como parte del paquete.

Pero a posibilidad de un cambio no es algo que preocupa a Santiago en estos momentos. El monticular está contento con los regresos de Floyd, a quien califica como, "uno de los mejores muchachos que he conocido en mi carrera" y de Peavy, a quien considera el motivador del club.

Seguir perfeccionando a Santiago como abridor sólo le da opciones al club.

"El año pasado, trabajé en los lanzamientos con cambio de velocidad y me cayeron un poco", dijo Santiago de su experiencia en la pelota de Puerto Rico el invierno pasado. "Por lo tanto, voy a seguir atacando la zona de strikes con mi recta, como siempre, tratando de meterme arriba en el conteo. Pero esté arriba o no, voy a intentar usar otros lanzamientos".

"Como dije en antes, estoy luchando por un empleo en esos momentos. Espero ser abridor, pero estaré listo para ayuda al equipo, sea como relevista largo o corto, preparador de mesa, especialista zurdo para enfrentar a un bateador o cerrador".