Buster Posey.

SAN FRANCISCO, California -- Buster Posey es el nuevo rostro de los Gigantes de San Francisco.

Los campeones de la Serie Mundial premiaron el viernes al catcher y Jugador Más Valioso de la Liga Nacional con un contrato por nueve años y 167 millones de dólares. El acuerdo incluye una opción del equipo para 2022 que podría elevar el valor total a 186 millones por una década.

El pacto es el más largo para un receptor y el mayor en la historia de los Gigantes, al superar los 127,5 millones por seis años que recibió el pitcher Matt Cain. Además, es el más lucrativo para un pelotero con tres años de experiencia en Grandes Ligas, más del doble que el acuerdo por siete años y 80 millones que el venezolano Carlos González firmó con los Rockies de Colorado en 2011.

El actual Jugador Más Valioso de la Liga Nacional iba a ganar ocho millones en 2013. En cambio, recibirá una bonificación de siete millones por firmar, de los que le pagarán cinco millones el 15 de octubre y el resto el 15 de enero, y su salario de este año se reduce a tres millones.

Luego ganará 10,5 millones en 2014; 16,5 en 2015; 20 en 2016; y 21,4 en cada una de las cinco siguientes temporadas. La opción de los Gigantes es por 22 millones, con una cláusula de rescisión por tres millones.

El contrato incluye una cláusula que le permite vetar cualquier canje.

Los Gigantes conquistaron su segundo título en tres años en gran medida gracias a su estelar catcher, quien ganó el título de bateo de la Liga Nacional y el premio al Jugador Más Valioso luego de perderse casi toda la campaña de 2011 por una lesión y operación en la pierna izquierda.

Posey bateó .336, con 24 jonrones y 103 remolcas en 148 partidos, incluyendo 111 como titular en la receptoría y 29 en primera base.

El 25 de mayo de 2011, Posey se rompió tres ligamentos del tobillo izquierdo y se fracturó un hueso en la pierna en un choque en el plato con Scott Cousins, entonces jugador de los Marlins.

Ahora, el toletero recibió un contrato monumental a dos días de festejar su 26to cumpleaños.

El Novato del Año de 2010 es representado por la misma agencia que negoció el contrato de Cain el año pasado, y ambas partes querían lograr un pacto que lo mantuviera ligado a San Francisco a largo plazo.

"Estamos muy satisfechos por lograr un acuerdo que mantiene a Buster con los Gigantes por mucho tiempo", dijo el agente Jeff Berry, de la agencia CAA Baseball. "Buster y los Gigantes han aportado mutuamente a su éxito, y este contrato es un reflejo de los logros extraordinarios de Buster en apenas tres años en las mayores".

En 2010, Posey fue ascendido de las menores en mayo, y de todas formas conectó .305, con 18 jonrones y 67 impulsadas en 108 partidos, para ayudar a los Gigantes a ganar la Serie Mundial.