ARLINGTON - El suspendido Nelson Cruz quiere estar listo si los Rangers de Texas avanzan a la postemporada, y se presentó en el estadio para decir eso.

El bateador de poder dominicano se disculpó con la organización y sus aficionados el viernes en su primera aparición pública desde que fue suspendido 50 juegos junto con otros 12 jugadores por su vínculo con una clínica contra el envejecimiento de Florida acusada de distribuir fármacos prohibidos para incrementar el desempeño físico-atlético.

El jardinero derecho participó en la práctica de bateo e irá a la liga de desarrollo de Arizona para buscar estar listo cuando terminé su sanción al final de la temporada regular. Los Rangers iniciaron el viernes con ventaja de tres juegos sobre los Atléticos de Oakland en el liderato de la División Oeste de la Liga Americana.

Cruz se fue a la República Dominicana poco después de que fue suspendido el 5 de agosto. Los Rangers sugirieron su regreso a Texas, y el aceptó.