MIAMI -- En su última apertura de la campaña, el novato sensación José Fernández lanzó siete entradas, bateó su primer jonrón en Grandes Ligas y hasta irritó a los Bravos de Atlanta.

Tras completar su entretenida noche, el cubano se retiró lentamente del montículo por última vez, saludando con el gorro a la afición que le dio una ovación de pie. Dos relevistas se encargaron de los últimos dos episodios y los Marlins de Miami vencieron el miércoles 5-2 a los Bravos.

Fue el último juego para el derecho de 21 años, luego de pasarse del límite de 170 que le fijaron los Marlins. Candidato al premio al Novato de la Liga Nacional, Fernández cerró su campaña con foja de 12-6 con efectividad de 2.19, la segunda mejor en las mayores y por detrás de Clayton Kershaw de los Dodgers.

Fernández la desapareció en el sexto inning. Luego de trotar lentamente por las bases, se enfrascó en una fuerte discusión con el receptor Brian McCann, y otros jugadores se sumaron. Nadie fue expulsado.

La tensión era palpable en la alta del sexto, cuando Fernández se quedó mirando a la banca de los Bravos tras culminar la entrada, con los Marlins arriba 4-1.

Cuando Fernández pegó su jonrón instantes después, se quedó admirando la trayectoria del batazo antes de iniciar el trotecito. Escupió la tercera base y el antesalista Chris Johnson le dijo algo.

El umpire Sam Holbrook intervino entre Fernández y McCann al desatarse la discusión. Fernández acabó riéndose mientras los 25.111 aficionados rugían.

Fernández regresó al montículo para lanzar un séptimo innings sin permitir hits y así completar su campaña. Toleró cinco hits y una carrera en el juego, con tres boletos y cinco ponches. Su marca en juegos de casa fue de 9-0 en 15 aperturas.

Giancarlo Stanton sacudió su 20mo jonrón de la campaña y produjo tres carreras para Miami.

Por los Marlins, el dominicano Plácido Polanco de 4-2. El cubano Adeiny Hechavarría de 5-1.