Los Dodgers ahora están abajo en la SCLN 3 juegos a 1. (Harry How/Getty Images)

LOS ÁNGELES - Así es como se siente una situación en la cual se está obligado a ganar.

Luego de perder contra los Cardenales de San Luis por marcador 4-2 el martes, los Dodgers ahora están abajo en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional 3 juegos a 1.

Una derrota más y el sueño de los Dodgers de ir a la Serie Mundial se esfumará. Una victoria el martes mantendrá las esperanzas vivas.

"Vamos a tener que asumir esta situación juego por juego y ganar el encuentro del martes", dijo el primera base Adrián González. "Con (Zack) Greinke y (Clayton) Kershaw y la forma como han pitcheado, nos sentimos cómodos que podemos regresar en esta serie. Queremos llegar al Juego 7. Ese es nuestro objetivo. Queremos volver a San Luis".

Los Dodgers pueden revisar la historia y ver que cualquier cosa es posible. Siete equipos han logrado remontar para ganar las Series de Campeonato luego de tener un déficit en contra de 3-1, y cinco clubes se han alzado con la Serie Mundial luego de estar en tal situación. Los Gigantes de San Francisco lo hicieron el año pasado cuando vencieron a los Cardenales en la SCLN.

¿Podrá ocurrir de nuevo? Los Dodgers así lo esperan. Greinke abrirá el Juego 5 y Kershaw está pautado para lanzar en el sexto encuentro.

¿Y en el séptimo? Los Dodgers no están listos para hablar sobre ello aún.

"Estamos abajo 3-1. Eso no es realmente un secreto. Pero vamos a jugar a la 1 de la tarde mañana", dijo el manager de los Dodgers Don Mattingly. "Y estoy pensando que voy a tener a uno de los mejores pitchers en el béisbol lanzando para nosotros mañana. Si salimos, jugamos bien mañana y obtenemos el triunfo, probablemente tendré al mejor lanzador en todo el béisbol pitcheando al día siguiente".

Las buenas noticias para los Dodgers son que Hanley Ramírez estará de regreso en el lineup. Ramírez ha estado azotado por lesiones en su costilla luego de recibir un pelotazo en el Juego 1 y estuvo fuera de acción para el segundo cotejo. Pudo estar de vuelta en el Juego 3 pero tuvo dificultades en el cuarto partido con tres ponches y eventualmente fue sacado del juego.

Ramírez se encontraba obviamente adolorido durante el encuentro. Se doblaba en dolor en cada turno al bate y se movía con dificultades a la defensiva.

"Tuvo un poco más de dificultades hoy a medida que el juego avanzaba, y empeoró", dijo Mattingly. "Intentaremos nuevamente mañana, veremos como se encuentra entonces, si puede entonces moverse más ágilmente o básicamente nos encontramos en la misma situación".

Puede decirse que Ramírez está en una peor situación, previo al juego más importante de la temporada.

"Me sentí peor hoy", dijo Ramírez. "Durante todo el día, con dolor… Ya en el quinto inning no podía seguir más. Está peor que ayer. Al despertarme esta mañana, me sentía peor. Y todo el día estuve peor. Estuve tratando de sentirme mejor. Trabajamos mucho en ello y aún dolía".

Pero no se confundan: los Dodgers no están listos para rendirse. El ambiente en el clubhouse de los azules luego del encuentro era sombrío pero también optimista. Todos en la cueva del equipo de casa se siente como si la serie no ha terminado aún y cualquier cosa puede ocurrir.

Y así todo comenzará el martes en la tarde. El Juego 6 está programado para el viernes en San Luis y un séptimo y decisivo encuentro está pautado para el sábado.

"Estamos en los playoff, así que era un juego muy importante para nosotros, sentíamos que necesitábamos ganar", dijo Mattingly. "Nos sentimos de forma tal que queremos ganar a diario. Pero ahora estando en situación desfavorable, nos recuperaremos y estaremos listos para jugar mañana. No creo que necesitamos pensar en ganar tres juegos. Necesitamos ganar uno sólo. Todo lo que necesitamos hacer, ganar un partido".