Bryan Price fue presentado como el 61er manager en la historia de los Rojos.

CINCINNATI, Ohio -- El coach de pitcheo Bryan Price estaba en el primer lugar de la lista de candidatos a ocupar el puesto de manager de los Rojos. Tres horas de respuestas a cada pregunta que le hicieron inclinaron la balanza a su favor, y la búsqueda de piloto terminó rápidamente.

Después de una entrevista todo acabó.

Los Rojos eligieron a alguien de casa como su nuevo manager y dieron a Price un contrato de tres años el martes, con la esperanza de que los lleve a los últimos juegos de la postemporada inmediatamente.

"Bryan es excepcional", dijo el propietario del equipo Bob Castellini. "Hemos sido afortunados de estar con él suficiente tiempo para saber lo especial que es".

"No puedo explicar lo bien que se ajusta a nuestro equipo. No tuvimos que hacer una búsqueda. Tenemos a la persona que creemos que puede llevar a este equipo a la postemporada y más allá".

Dusty Baker llevó a los Rojos a tres temporadas de 90 juegos ganados y a tres apariciones en playoffs durante los últimos cuatro años, la racha más exitosa desde que Sparky Anderson dirigió a la "Máquina Roja" de los 70. Sin embargo, Cincinnati fue eliminado en la primera ronda de los playoffs en cada una de esas temporadas.

Baker, que aún tenía un contrato vigente, fue despedido por los Rojos después de un colapso del equipo que incluyó el derrumbe de su rotación de abridores.

Cincinnati perdió sus últimos seis juegos. El último fue una derrota en el PNC Park, en el partido para decidir el comodín contra los Piratas. El gerente general Walt Jocketty dijo que el derrumbe de fin de temporada influyó mucho en la decisión de hacer un cambio.

Jocketty consideró a dos candidatos de casa: Price y el manager del equipo de Triple A Jim Riggleman. Price tuvo la primera entrevista y convenció tanto a todos que Jocketty no buscó más.

La contratación significa que hay grandes expectativas sobre Price, de 51 años, quien ha sido uno de los coaches de pitcheo más exitosos de los últimos años pero nunca ha sido manager. El año pasado fue entrevistado por los Marlins para ese puesto, lo que le hizo pensar en que algún día le gustaría ser el manager.