HARTFORD, Connecticut - Seis años después de atacar con un bate a dos jugadores rivales durante un partido de ligas menores, el dominicano José Offerman está desaparecido mientras encara una demanda millonaria en el caso.

Offerman jugaba con los Ducks de Long Island en un intento por volver a las mayores cuando fue golpeado por un lanzamiento. El infielder corrió al montículo y agredió con el bate a dos jugadores del Bluefish de Bridgeport.

El catcher del Bluefish, John Nathans, sufrió una lesión en la cabeza que puso fin a su carrera como pelotero, y demandó a Offerman y a los Ducks por 4,8 millones de dólares en el tribunal federal de Bridgeport. El juicio está pautado para comenzar en enero.

El abogado de Nathan dijo que Offerman no acudió a ninguna de las citas judiciales, aunque el juicio puede continuar sin su presencia.

"Ha sido muy difícil para mí localizarlo", dijo el abogado J. Craig Smith. "Ciertamente no espero que Offerman se presente en la corte".

El caso sigue pendiente en un tribunal en Bridgeport. El proceso de selección del jurado y el juicio deberían haber comenzado la semana próxima, pero un juez los aplazó hasta enero y ordenó a las dos partes que celebren una conferencia para un arreglo el 5 de diciembre.

Los abogados en el caso han dicho que no esperan un acuerdo antes de que comience la selección de jurados el 7 de enero.

Offerman, de 45 años, fue elegido al Juego de Estrellas con los Dodgers en 1995 y los Medias Rojas en 1999.

En 2010, Offerman fue expulsado de la liga dominicana por pegarle un puñetazo a un árbitro durante una discusión en el terreno de juego. Offerman era entonces el piloto de los Tigres de Licey.

Los Ducks de Long Island niegan responsabilidad alguna por el ataque de Offerman contra Nathans. La abogada del equipo, Eileen Becker, declinó comentar.