Robinson Canó. (Otto Greule Jr)

La lista de compras del gerente general Jack Zduriencik este invierno se ha reducido considerablemente tras una serie de maniobras interesantes previas y durante las Reuniones Invernales, siendo la ofensiva de Seattle la mejor reforzada vía cambios y agencia libre.

Tras adquirir los servicios del segunda base dominicano Robinson Canó, el agente libre más cotizado del mercado actual, con un megacontrato de $240 millones a principios de semana, los Marineros realizaron una serie de movimientos claves al agregar al cañonero Corey Hart y a Logan Morrison el miércoles.

Eso le brinda a Seattle tres potenciales bates de impacto para el nuevo timonel Lloyd McClendon, quien también contará con el recientemente firmado agente libre Willie Bloomquist, cuyo rol de utility le brinda versatilidad a la ofensiva Marinera.

"Creo que llenamos algunas vacantes", dijo Zduriencik. "Con Willie, realmente necesitábamos a un infielder utility -- alguien que pudiera jugar las tres posiciones del cuadro - y somos afortunados de que también puede jugar en los jardines. Eso fue bien importante para nosotros.

"Tienes que estar bien emocionado con la llegada de Robinson Canó, este tipo es una superestrella. Y al llegar aquí (a las Reuniones), una de las cosas que destacamos fue de la necesidad de añadir un bate a la derecha, realmente lo necesitábamos. Los bates zurdos predominaban en nuestra ofensiva".

Ahí es donde Hart vino a encajar, si el muchacho puede recuperarse totalmente después de perderse todo el año tras una cirugía en ambas rodillas, entonces los Marineros contarían con otro bateador legítimo de la parte gruesa de la alineación para batear detrás de Cano.

Apenas hace un año, Morrison se sometió a dos operaciones que lo limitaron a jugar la primera base esta pasada campaña y el plan es tenerlo a él y a Hart compitiendo en las esquinas de los jardines y en el puesto de bateador designado.

Con Michael Saunders, Dustin Ackley y el novato dominicano Abraham Almonte como los únicos jardineros que regresan con el club, probablemente existe la necesidad de que uno de los recién llegados contribuya en los jardines.

Aun está por verse qué tipo de maniobras adicionales intentarán hacer los Marineros antes de que los lanzadores y receptores se reporten a los campos de entrenamiento en febrero. Zduriencik ha hablado de añadir a otro pitcher abridor, pero permanece incierto si Seattle está dispuesto a gastar en grande en un abridor de categoría después de haber desembolsado la chequera con Canó.

"Sería genial que pudiéramos agregar a otro lanzador abridor", expresó Zduriencik, "pero tienes que analizar tus opciones, algo que ya estamos haciendo. Seguiremos en busca de oportunidades. Eventualmente el costo será un factor".

Traducción: Los agentes de Matt Garza, los dominicanos Ubaldo Jiménez y Ervin Santana y Bronson Arroyo pudieran elevar el precio de sus clientes por encima del presupuesto de Seattle. Pero aún quedan opciones en la agencia libre - abridores y relevistas tanto de mediano como de alto perfil - quienes podrían estar interesados en jugar en el Safeco Field. Zduriencik esperará a ver cómo se desarrolla el mercado de brazos, sabiendo de antemano que su ofensiva ya ha quedado bien reforzada.