Manny Machado.

MIAMI BEACH, Florida - Cuando los jugadores de posición de los Orioles se presenten a los entrenamientos del club, entre ellos estará Manny Machado, quien se está recuperando de una cirugía en la rodilla izquierda.

Pero el antesalista, quien fue seleccionado para el Juego de Estrellas en el 2013 y ganó un Guante de Oro, no tiene fecha para su regreso a la acción.

"Aún no", dijo Machado, de 21 años de edad, el viernes en un evento caritativo organizado por el jardinero de los Cardenales, Jon Jay. "Cuando esté al 110 por ciento; no sé si será dentro de dos meses o la próxima semana. Tengo que ver cómo me siento. Una vez que esté activo a diario, tendré una mejor idea de cómo y cuándo puedo comenzar".

Hace unas semanas, el capataz de los Orioles, Buck Showalter, se mostró optimista con respecto a la posibilidad de que Machado esté listo para el Día Inaugural el 31 de marzo.

Para que eso suceda, Machado tendría que ver acción en juegos de pretemporada a lo más tardar a mediados de marzo.

El médico de los Dodgers, Neal ElAttrache, operó a Machado el 14 de octubre para repararle un ligamento desgarrado en la rodilla izquierda. El tiempo de recuperación para dicho procedimiento es de aproximadamente seis meses, por cálculos conservadores. Machado dice sentirse bien y que está bastante adelantado en su recuperación.

"El médico dice que todo marcha bien, como previsto, así que a estas alturas es cuestión de ver qué tan saludable estoy y cuán pronto puedo ponerme en acción", dijo Machado.

Su enfoque ha estado en hacer todo lo posible para fortalecer la pierna pero, con el fin de continuar con la rutina que normalmente sigue durante el invierno, después de sus sesiones de rehabilitación ha estado levantando pesas.

De hecho, Machado considera que el proceso de rehabilitación lo ha beneficiado.

"Ha sido difícil, pero te obliga a aprender y a adaptarte a un programa nuevo", dijo. "Las cosas han salido bien. Creo que he logrado mucho más que en años anteriores".

Son palabras alentadoras para los Orioles, que terminaron la campaña del 2013 empatados con los Yankees en el tercer lugar del Este de la Liga Americana con marca de 85-77.

La presencia de Machado ha sido clave para Baltimore desde que fue convocado de Doble-A Bowie en agosto del 2012. Esa temporada, los Orioles se contagiaron de su energía para llegar a los playoffs por primera vez en 15 años.

En su primera temporada completa en Grandes Ligas, Machado disputó 156 juegos y bateó para .283 con 14 jonrones y 71 remolcadas y encabezó la Liga Americana con 51 dobles antes de lesionarse.

"Fue maravillosa", dijo Machado, refiriéndose a la temporada del 2013. "La disfruté. Con el equipo que tuvimos, fue una bendición ponerme el uniforme de los Orioles todos los días".