David Ortiz. (AP)

BOSTON - David Ortiz representa exactamente la clase de pelotero que debe permanecer en los Medias Rojas hasta el final de su carrera.

Ya ha sido parte íntegra de tres equipos campeones en Boston-los primeros tres de la franquicia desde 1918. Ha sido un pilar en la comunidad y se convirtió en una leyenda del área para siempre al recordarles a todos que Boston "es nuestra @$#@# ciudad" después de la tragedia de las bombas estalladas durante el Maratón de Boston en abril.

Sin embargo, en una entrevista con Steve Burton de CBS4 Boston, el dominicano dijo que si no recibía un pacto anual de los Medias Rojas, "quizás sea hora de ir a otro lado".

Hay que recordar que Ortiz ha dicho cosas similares en el pasado y que siempre ha seguido con los Medias Rojas, equipo con el que empezará su 12ma temporada seguida en un mes.

Claro, eso no significa que Ortiz no hable en serio ahora, sino que prefiere la seguridad de un contrato multianual y que cuando no lo tiene, reacciona con ciertas emociones.

La situación tampoco refleja una falta de sensibilidad de parte de la gerencia de Boston, que teniendo bajo contrato a Ortiz para el 2014 no ha empezado el proceso de negociar el próximo acuerdo con su bateador designado.

Ortiz tiene 38 años y viene de quizás su mejor momento, ganando el premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2013 con una actuación dominante. Pero los Medias Rojas saben que los años no pasan en vano.

Por más grande que sea Ortiz, en algún momento no se le podrá ver como un toletero de la élite. El mismo pelotero lo reconoció en su entrevista con Burton. Pero nadie sabe cuándo llegará dicho momento.

También hay que tomar en cuenta las lesiones.

En el 2012, una molestia en el tendón de Aquiles derecho lo mantuvo fuera de acción durante los últimos dos meses de la temporada. Dichas lesiones ocurren, pero más con un atleta acercándose a los 40 años.

Los dueños y la gerencia de Boston quieren mantener a Ortiz vistiendo el uniforme de los Patirrojos, ya que están completamente conscientes de lo que hace en la caja de bateo y como líder del equipo.

Ortiz es una figura tan querida y admirada en su propio clubhouse que sus compañeros empezaron a apodarlo "Cooperstown" durante la postemporada del 2013.

No obstante, es inteligente estar seguro de la salud y la capacidad de ser productivo de Ortiz. Los directivos del club podrían tener una mejor idea de todo eso durante los entrenamientos de este año.

Los Medias Rojas siempre han negociado con buena fe en cuanto a Ortiz se refiere. Aun después de su campaña de lesiones en el 2012, el club le dio una extensión que terminar después del 2014.

Dijo lo siguiente Ben Cherington, gerente general de los Medias Rojas, acerca de Ortiz cuando éste expresó que quería otra extensión este invierno:

"Lo que puedo decir es que le guardo un enorme respeto a David, y reiteraré que queremos que él termine su carrera vistiendo el uniforme de los Medias Rojas. Entonces, en algún momento habrá una conversación acerca de eso. No sé cuándo será eso.

"La puerta siempre estará abierta para David, y estoy seguro de que en el momento indicado se realizará dicha conversación-y espero que esté con un uniforme de los Medias Rojas el resto de su carrera".

Entonces, a continuación presentamos las opciones más realistas:

La primera es que se acuerde durante los entrenamientos una extensión hasta el final del 2015.

La segunda es que no se haga por ahora, que no vuelva a haber pláticas hasta el Juego de Estrellas o quizás hasta después de la temporada del 2014.

En cualquier caso, parece probable que Ortiz termine su carrera en Boston.

En el mejor de los casos, lo de "seguir adelante" significará un retiro de Ortiz, en vez de un traslado a otro equipo.