Leonys Martín. (AP)

ARLINGTON -- Los Rangers canjearon al segunda base Ian Kinsler a los Tigres a cambio del inicialista Prince Fielder, una maniobra que pareció subir al jardinero central Leonys Martín a la parte alta del lineup.

Pero tal ascenso no le duró mucho al cubano. Una vez que los Rangers completaron su meta durante el receso de temporada de contratar al jardinero agente libre Shin-Soo Choo para que el surcoreano sea su primer bate, Martín regresó a la parte baja de la alineación.

Ahora mismo, Martín está contento con el arreglo.

"No importa", dijo Martín la semana pasada desde Miami en una entrevista con el cronista de los Rangers, Eleno Ornelas. "Puedo estar relajado, porque ya he jugado una temporada completa. La disfrutaré más. Estoy listo para ayudar a mi equipo a ganar y permanecer sano".

El lugar que ocupe en el orden de bateo realmente no importa mucho. Al estar como noveno, Martín seguirá teniendo la oportunidad de iniciar ataques ofensivos y crear oportunidades de anotar para la parte alta del lineup texano. Simplemente no estará haciéndolo en el primer inning.

Los Rangers llegaron al receso de campaña con la meta declarada de mejorar una ofensiva que finalizó en el 7mo lugar de la Liga Americana en carreras anotadas. La adición de Fielder y Choo ayudará, pero todavía existen dudas sin aclarar en la parte baja del lineup.

La principal interrogante es si Martín podrá valerse de una buena primera temporada completa en Grandes Ligas en 2013 para ser más que un simple noveno bate en una alineación ganadora.

"Tenemos la esperanza de que Martín aproveche lo hecho el año pasado y siga aportando para mostros", manifestó el manager de los Rangers, Ron Washington. "Y si lo hace, se convertirá en el jugador que siempre visualizamos. Fue una gran experiencia para él aprender a jugar béisbol bajo control y contribuir.

"Así lo hizo mientras la temporada progresaba. Estamos buscando que Martín haga grandes cosas. Creo que Martín está buscando grandes cosas de sí mismo, y debido a que piensa de esa manera, creo que las cosas le saldrán bien".

Los Rangers le dieron a Martín la oportunidad de ser su primer bate el año pasado. Washington colocó al cubano en la cima de la alineación a finales de julio y Martín permaneció ahí hasta agosto mientras los Rangers resurgían en la lucha por el banderín del Oeste de la Liga Americana. Pero cuando la ofensiva comenzó a desmoronarse a principios de septiembre, Kinsler retomó el puesto de primer bate y Martín fue enviado al noveno puesto.

El oriundo de Villa Clara tenía porcentaje de embasarse de .301 como primero en el orden, 39no de 45 peloteros de Grandes Ligas con al menos 140 turnos al bate desde dicho puesto. Choo encabezó a todos en ese sentido con .432, mientras que Kinsler fue 7mo con .355.

En general, Martín tuvo promedio de .260 en 147 juegos con 66 careras anotadas, 21 dobles, seis triples, ocho cuadrangulares y 49 carreras producidas. Apenas recibió 28 pasaportes, comparado con 104 ponches. Como una señal de su impaciencia, Martín vio 3.63 pitcheos por turno al bate, la 11ma menor cantidad entre los 75 bateadores que calificaban en la Liga Americana, y promedió apenas una base por bolas por cada 18.14 veces al plato, el 14to promedio más bajo en la Liga Americana.

En comparación, Choo se embasó con boleto gratis una vez por cada 6.36 turnos. Los mejores promedios en los Rangers los tuvieron Mitch Moreland con un pasaporte por cada 11.51 veces al plato y Kinsler con uno por cada 12.04.

Los Rangers creen que Martín tiene más potencial de poder, pero su mejor arma ofensiva sigue siendo la velocidad. Encabezó el Joven Circuito con 11 toques de hit y fue 5to con 36 bases robadas. Una mayor paciencia y una mejor selección de pitcheos ayudarán al cubano a aprovechar su velocidad.

A la defensa, Martín tuvo una excelente campaña para ser su primera completa. Aunque su inexperiencia salió a flote en varias ocasiones con decisiones pobres, su UZR (promedio para determinar la eficacia defensiva) de 10.3, según www.fangraphs.com, fue el segundo mejor para un jardinero central en la Liga Americana. Colby Rasmus fue el líder con 11.2 y Jacoby Ellsbury ocupo el tercer sitio con 10.

Aunque los parámetros defensivos modernos pueden ser vagos y posiblemente engañosos, existen pocas dudas de que Martín posee tremenda velocidad y un potente brazo para convertirse en uno de los mejores jardineros defensivos. El guardabosque tuvo 14 asistencias, la segunda mejor cantidad en la Liga Americana sólo detrás de Alex Gordon de los Reales.

Si unimos todas sus estadísticas, es obvio que Martín tuvo una primera temporada exitosa, especialmente si consideramos su rápido ascenso por el sistema de los Rangers tras haber sido firmado como agente libre el 4 de mayo del 2011.

"Fue bueno para mí ver a tantos pitchers diferentes y ser más inteligente a la defensa en los jardines, jugando todos los días", expresó Martin. "Creo que necesito tener más confianza en mí mismo en todos los aspectos, tanto a la defensa como a la ofensiva".

Martín se reportará a los campos de entrenamiento en tres semanas para una nueva temporada. Y para un club que busca mejorar a la ofensiva, un repunte de Martín con el madero podría ser tan importante o aun más que las adiciones de Choo y Fielder.