Albert Pujols. (Ross D. Franklin/AP)

Entre 2002 y 2009, los Angelinos de Los Angeles conquistaron una Serie Mundial, se clasificaron seis veces a la postemporada y promediaron 94 victorias. La receta del éxito de la franquicia consistió en desarrollar su propio talento y un gasto mesurado.

Todo iba bien hasta que el dueño Arturo Moreno dio la luz verde para inversiones arriesgadas y costosas, comenzando con el inexplicable canje por Vernon Wells.

Después continuaron dando los grandes zarpazos en la agencia libre, con las contrataciones de Albert Pujols antes de la campaña de 2012 y la de Josh Hamilton para 2013.

Pese a la fulgurante aparición del jardinero Mike Trout, los Angelinos no sólo no han podido volver a los playoffs, sino que vienen de retroceder en la columna de victorias, de 89 a 78 el año pasado, su peor campaña en una década.

El costo de la actual nómina ronda en los 150 millones de dólares, la séptima más elevada en las mayores, con 70 de esos millones destinados para pagarle a Pujols, Hamilton, Jered Weaver y C.J. Wilson.

Los Angelinos se apretaron el cinturón durante el pasado receso por órdenes de Moreno, que se espantó ante la posibilidad de pasarse del tope de 189 millones --el denominado "impuesto de lujo".

Esta vez, las fichajes más caros fueron los del relevista Joe Smith por 15,75 millones por tres años y el del veterano jardinero/bateador designado Raúl Ibáñez por 2,75 millones en un año.

Luego que Joe Blaton, Tommy Hanson y Jason Vargas no dieron la talla detrás de Weaver y Wilson en la rotación abridora, el gerente Jerry Dipoto apeló a la vía de los canjes. Fue así que ideó un traspaso a tres bandas en el que se desprendió del toletero Mark Trumbo a cambio de los zurdos Héctor Santiago (Medias Blancas) y Tyler Skaggs (Diamondbacks). El otro integrante será Garrett Richards

¿Cuán malo fue el desempeño de los abridores en 2013? La efectividad colectiva fue 4.30, quedando en el puesto 22 en las mayores.

Con una efectividad de 4.12, la 13ra de la Liga Americana, el bullpen también dejó mucho que desear, luego que las adquisiciones de Ryan Madson y Sean Burnett no sirvieron de nada por culpa de lesiones. Ernesto Frieri se anotó el rescate en 37 de 41 oportunidades, pero el colombiano aflojó tras mediados de julio con una efectividad de 5.30 y el nombre de Dane De La Rosa suena como alternativa.

También concretaron el cambio del veloz jardinero Peter Bourjos con los Cardenales de San Luis para obtener al tercera base David Freese.

LO QUE DEBE SALIR BIEN:

Un repunte de Pujols y Hamilton, los treintañeros que conforman la zona medular de la ofensiva, es imperativo para poder entrar a los playoffs.

El mánager Mike Scioscia asegura que ambos están en condiciones físicas óptimas.

Pujols sufrió con un desgarro parcial en el talón del pie izquierdo y la temporada del primera base dominicano acabó a fines de julio con los números más pobres de su carrera de 13 años (17 jonrones y 64 impulsadas). Hamilton tenía promedio de .223 a fines de junio hasta que el jardinero izquierdo reaccionó al final para cerrar con .250, 21 jonrones y 79 impulsadas.

"Un jugador como Albert, con su trayectoria, es quien puede medir si su físico le va a responder para producir como es habitual y yo creo que él está en ese nivel", dijo Scioscia. "Y también creo que vamos a tener a un Josh distinto, sobre todo al inicio del año".

Hasta ahora, los dividendos de Pujols son exiguos. Pujols tiene 34 años y los Angelinos están comprometidos en pagarle 212 millones por las próximas ocho campañas.

EL FACTOR TROUT:

Mientras se han gastado fortunas con Pujols y Hamilton, los Angelinos la han tenido barata con el fenomenal Trout, quien en sus primeras dos campañas quedó segundo detrás de Miguel Cabrera en las votaciones al Jugador Más Valioso. Considerado como el pelotero más completo de las mayores, había cobrado una módica suma medio millón de dólares por sus servicios.

Su salario esta temporada quedó en un 1 millón de dólares, el más alto para un pelotero no candidato para el arbitraje. Le tocaría su primer arbitraje tras esta campaña y puede declararse agente libre luego de la Serie Mundial de 2017. Las partes negocian un pacto que lo ate hasta 2020 con un monto de 150 millones.

Con la salida de Bourjos, Trout pasa al central, su puesto favorito en los jardines. Prepárense para ver más jugadas espectaculares.

Scioscia pondera la posibilidad de poner a Trout como primer bate, pero lo más seguro es que se irá con el jardinero derecho Kole Calhoun (.347 de embasado en 222 apariciones en su primer año).

Pese a los problemas de Pujols y Hamilton, la ofensiva de los Angelinos quedó tercera en promedio, quinta en slugging y sexta en anotadas en la Americana el año pasado. Una tanda conformada por Trout, Pujols, Hamilton, Freese e Ibáñez infunde respeto, con el intermedista Howie Kendrick, el cátcher Chris Ianneta y el torpedero Erick Aybar en la parte baja de la alineación.

EL PEOR ESCENARIO:

A punto de emprender su 15ta temporada, Scioscia es el mánager activo que más tiempo lleva a cargo de un equipo. Está blindado con un contrato de 27 millones por cinco años, pero sabe que no puede darse el lujo de que el equipo arranque dormido.

Cada abril desde 2009 ha arrojado un balance negativo, obligándoles a navegar contra corriente el resto del año. Otro mal inicio podría poner en peligro la continuidad de Scioscia y Dipoto, luego que Moreno les dio una nueva oportunidad para levantar al equipo.