Manny Machado fue protagonista de los ánimos subidos en Baltimore.

BALTIMORE, Maryland -- Manny Machado se imaginó que podría ser suspendido por lanzar intencionalmente su bate al terreno de juego cuando estaba en la caja de bateo.

Lo que el tercera base de los Orioles de Baltimore no esperaba es que el castigo sería tan duro.

Machado recibió el martes una suspensión de cinco juegos y una multa cuya cantidad no fue revelada por arrojar su bate durante el juego del domingo contra los Atléticos de Oakland.

El presentó una apelación contra la suspensión, la cual se determinó que debía iniciar in mediatamente. Machado estaba en el orden al bate inicial para el juego del martes contra Boston.

"No quiero estar de baja por cinco juegos", dijo Machado. "Vamos a proseguir (con la apelación) y disminuir esa cantidad; ya está. Necesito tratar de ayudar a este equipo de cualquier manera".

Machado dejó volar su bate hacia la tercera base después de intentar conectar un lanzamiento del dominicano Fernando Abad en la octava entrada. El lanzamiento del bate ocurrió durante una aparición en el plato en la que Abad realizó lanzamientos altos y pagados sucesivos.

Cuando salió, despedido el bate, ambas bancas se vaciaron. Machado y Abad fueron expulsados.

Abad fue multado el martes, pero no suspendido.

"Realmente no me importa", dijo Machado. "Él es parte de la organización de los A's de Oakland y yo soy un Oriol de Baltimore. Yo sé lo que hice y él sabe lo que hizo. Ambos teníamos que pagar las consecuencias".

Machado, sin embargo, no está preparado para quedarse en la banca cinco juegos, todavía. Su audiencia podría ocurrir la próxima semana en Nueva York, o él podría retirar la apelación el miércoles.

"Veremos que ocurre mañana", dijo el martes el manager de los Orioles Buck Showalter. "Pienso en este momento que él va a apelar y tomar 24 horas para pensar respecto al siguiente paso.

"Además, probablemente la cosa más importante para él en este momento es asegurar que coloque al club en una buena posición en caso de que hagamos ajustes en nuestra alineación. Es poco tiempo para traer a alguien si él iniciara (la suspensión) esta noche".

Machado se disculpó el lunes con sus compañeros de equipo por enojarse en dos ocasiones durante la serie de tres juegos contra Oakland.

La noche del viernes le gritó en la cara a Josh Donaldson después de que el tercera base de los Atléticos lo tocó con el guante en el pecho, derribándolo.