Alfredo Despaigne (Getty)

LA HABANA -- La Liga Mexicana de Béisbol decidió suspender de forma permanente al pelotero cubano Alfredo Despaigne después de confirmar que fue inscrito con un pasaporte dominicano falso para jugar con los Piratas de Campeche.

La embajada dominicana en México le notificó a la Liga Mexicana de Béisbol que "el pasaporte presentado por el club Piratas de Campeche, para registrar al jugador cubano Alfredo Despaigne ante el circuito mexicano, bajo la nacionalidad dominicana, es apócrifo".

De acuerdo con la información publicada en el sitio oficial de LMB, la organización mexicana "procede a la suspensión permanente del jugador Alfredo Despaigne". Además significa que "Enrique Rosado Méndez, expresidente del club Piratas de Campeche, no podrá ocupar en el futuro ningún cargo dentro del béisbol de la LMB".

En Cuba, la prensa oficial de la isla no dio información sobre la suspensión definitiva de Despaigne, sin embargo algunos sitios cubanos como Zona De Strike, que publica solo noticias de béisbol, y OnCuba, se hicieron ecos del anuncio.

La liga mexicana suspendió a Despaigne después que las autoridades de República Dominicana confirmaron que el beisbolista cubano había usado tres pasaportes dominicanos, todos adulterados.

Tras regresar a la isla tanto Despaigne como la Federación Cubana de Béisbol declararon a diversos medios de prensa cubanos, todos de corte oficial, que desconocían que Grandes Ligas hubiese exigido este año a la liga mexicana que un jugador cubano residente en la isla tuviese que tener la nacionalidad de otro país para poder jugar.

La liga mexicana es miembro de las ligas menores de Estados Unidos, lo que obliga a los peloteros cubanos usar un pasaporte alterno al de su país de origen debido al embargo que Estados Unidos mantiene sobre la isla, que impide toda transacción comercial o financiera con La Habana.

Despaigne, de 27 años, jugó 20 partidos con los Piratas esta temporada, bateó para .346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas. En el 2013 jugó 33 partidos con un promedio de .338, ocho bambinazos y 24 carreras impulsadas. Además de Despaigne tres otros beisbolistas cubanos jugaron en México en el 2013.

La nueva política del gobierno cubano autorizó la contratación de sus deportistas en ligas extranjeras. Los estelares peloteros Frederich Cepeda y Yulieski Gourriel ficharon con equipos japoneses.