El nuevo comisionado Rob Manfred participa en el reto del balde de agua helada. (Vanessa A. Alvarez/AP)

NUEVA YORK -- Los funcionarios del béisbol de Grandes Ligas no temen mojarse por una buena causa.

El nuevo comisionado Rob Manfred, el director deportivo Joe Torre y más de 160 empleados de las mayores realizaron el miércoles el reto del balde de agua helada para recaudar dinero destinado a combatir la esclerosis lateral amiotrófica (ALS), también conocida como la enfermedad de Lou Gehring.

Por cada empleado que participe en el "Ice Bucket Challenge" a las afueras de la sede de Grandes Ligas en Manhattan, la liga donará 100 dólares a la Asociación de la ALS. Hasta ahora, la suma supera los 16.000 dólares.

El reto se ha convertido en una sensación en las redes sociales, realizado por artistas, deportistas y políticos de todo el mundo.

Los Gigantes de San Francisco retaron a los funcionarios de la liga a participar del reto, y Manfred retó a otros departamentos de la organización. Torre, un miembro del Salón de la Fama, fue retado por su esposa Ali y el columnista Mike Lupica.

Gehring, una leyenda de los Yanquis, murió en 1941 por ALS a los 37 años.